Skip to content

Casas domóticas: la tecnología en tu vivienda de lujo

Recurso 2

Si recurrimos a la Asociación Española de Domótica e Inmótica (CEDOM), nos encontramos con que la definición de domótica es “el conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización inteligente de la vivienda”.

Dicho esto, es fácil deducir qué son las casas domóticas: el resultado de la aplicación de las nuevas tecnologías a nuestra vivienda, para obtener el mayor grado de comodidad y seguridad posible.

Sistemas como alarmas o videoporteros están considerados como aplicaciones de la domótica en el hogar. Sin embargo, contar con ellos no es suficiente para diseñar un hogar inteligente. ¿Sabes por qué?

¿Qué tiene que tener una vivienda para ser calificada como domótica?

Para que una casa sea considerada domótica, la red de control tiene que estar integrada con la red de energía eléctrica y coordinada con el resto de redes con las que se relaciona, ya sea la televisión, telefonía, etc.

Dicho esto, no es tanto el qué se ha instalado como el cuánto o el cómo. Según explica la CEDOM, las instalaciones se evalúan según una tabla de niveles y se clasifica en consecuencia.

Niveles de domotización

  • Nivel 1: Dentro de este nivel encontramos las instalaciones con un mínimo de tres dispositivos y/o aplicaciones diferentes.
  • Nivel 2: para llegar a este nivel hay que superar los 30 puntos de calificación, siempre que se encuentren repartidos en al menos 3 aplicaciones.
  • Nivel 3: este nivel se alcanza con un mínimo de 45 puntos en la clasificación y 6 instalaciones en la casa.

Ventajas de las casas domóticas

Se pueden recopilar dentro de 3 grandes grupos, cada uno de los cuales incluye diferentes aplicaciones y soluciones:

  • Ahorro energético.
  • Seguridad.
  • Comodidad.

Además, existe una cuarta ventaja intangible: el valor añadido que supone apostar por la innovación en la vivienda, lo cual no es solo positivo para sus habitantes, si no incluso a nivel de compromiso con el medioambiente y el entorno en el que se vive. 

Aplicaciones de la domótica en el hogar para el ahorro energético

Existen diversas aplicaciones y dispositivos que nos permiten tener el máximo control sobre los electrodomésticos y otros elementos del hogar, con el fin de optimizar procesos y fomentar el ahorro energético.

  • Sistemas de control de persianas y estores del domicilio: subirlos, bajarlos y sensores para evitar que se muevan si algo obstruye su camino (para evitar roturas, por ejemplo, si está la ventana abierta). 
  • Sistemas de control de las luces de todas las estancias de la casa y de los exteriores: posibilidad de programar su encendido o apagado en función de la luz solar a través de sensores o con un control de tiempo.
  • Automatización de los sistemas de riego y bloqueos si está lloviendo.
  • Automatización de la limpieza y depuración de la piscina.
  • Integración de un control en el suelo radiante/refrescante para que la temperatura permanezca estable tanto en verano como en invierno.  

Aplicaciones de la domótica en el hogar para aumentar la seguridad

La seguridad de la vivienda y sus habitantes es algo que siempre preocupa a cualquier propietario. Alarmas conectadas a una central, detectores de presencias, teclados codificados, llaves electrónicas, cámaras dentro y fuera de casa, módulos de habla o escucha en caso de que salte dicha alarma…

Todos estos son básicos en cualquier vivienda, pero la domótica nos permite ir más allá con la colocación de sensores y alarmas técnicas en lugares críticos, como la cocina, el baño o la sala de máquinas, para que nos llegue un aviso inmediato en caso de inundación, fuego o incluso si hay una fuga de gas.

Aplicaciones de la domótica en el hogar para la comodidad y el confort

El poder controlar la televisión, el ordenador y otros aparatos a distancia o por voz no solo supone un gran avance para la comodidad de los habitantes, sino también un ahorro de tiempo.

Imagina, por ejemplo, que pudieras encender la calefacción desde el móvil un rato antes de llegar para que la casa esté caliente en invierno y fresca en verano; o que dejas la bandeja de comida en el horno y lo pones en marcha (o lo programas para que esto ocurra automáticamente) el tiempo justo para que cuando llegues la comida esté recién hecha.

Ciertos controladores de luz también ofrecen la posibilidad de cambiar la intensidad de las luces y su color, lo que ayuda a transformar ambientes según el estado de ánimo del usuario.

Asistentes de voz y domótica

Lo mejor de contar con todos estos sistemas es que puedes controlarlos con facilidad desde una consola central, una tablet o desde tu propio teléfono móvil. Todos los miembros de la familia o habitantes de la casa pueden conectarse a la red a través de sus propios dispositivos.

Además de este control manual que no deja de ser, hasta un cierto nivel, “tradicional”, podemos colocar uno o varios asistentes de voz en la casa y utilizarlos a modo de “consola central”. Esto supone un plus aún mayor de comodidad y, además, es un facilitador para la integración de personas con ciertos tipos de discapacidad física o para aquellos que hayan sufrido un accidente y temporalmente tengan sus movilidad limitada.  

Existen diversos controladores por voz, como Google Home, Siri o Amazon Alexa. Cualquiera de ellos es apto para ser conectado a tu vivienda inteligente, aunque tendrás que tener en cuenta si tu teléfono es Android o Apple para poder conectarlos.

Encontrar la casa domótica perfecta que cuadre con tu estilo de vida y el de tu familia no es fácil, de ahí la importancia del acompañamiento al comprador de viviendas de lujo. Nacho-García Milla te ofrece un servicio completamente personalizado, garantía de que encontrará la vivienda que estás buscando. Solo tienes que contactarnos y haremos realidad la vivienda de tus sueños.