Skip to content

8 casas de campo de lujo espectaculares

Recurso 2

Tener una casa de campo de lujo es como tener un tesoro en plena naturaleza. Es una estupenda elección de compra, ya que puedes alejarte del mundanal ruido y tener una amplia zona donde respirar aire puro. Además, hay una gran variedad de estilos entre los que elegir, pudiendo escoger el que mejor se adapte a tu gusto, a tu familia y a tu forma de vida.

Peculiaridades de las casas de campo

La principal característica de una casa de campo es una arquitectura que tiene en cuenta el entorno en el que se encuentra, ya sea playa o montaña, y la climatología de la zona.

  • Suelen ser sencillas, funcionales, con amplios espacios y grandes ventanales.
  • Lucen siempre confortables y acogedoras. Esto es debido, en gran parte, a los materiales que se usan en la construcción: ladrillo visto, piedra, madera, azulejos… Depende de dónde se localice y lo cerca que esté del mar. Estos materiales, además, protegerán el interior de las inclemencias meteorológicas y servirán como aislantes, ya sea del frío o del calor.

Elige tu casa de campo según tu estilo

1. Estilo Rústico

Este es el estilo típico que se visualiza cuando se habla de una casa situada en el campo o en la montaña: construcciones rurales de piedra y madera; techos altos y grandes ventanales que crean un ambiente acogedor. Dependiendo de la zona y el clima, la chimenea se vuelve indispensable.

2. Estilo Moderno

Si prefieres un estilo menos convencional, este es un interesante ejemplo. Este tipo de casa se caracteriza por el diseño de techos planos, fachadas altas y generalmente amplios ventanales que dan gran luminosidad a la casa. Muchas viviendas sostenibles de lujo siguen un estilo arquitectónico moderno.

3. Estilo Minimalista

Se suele decir que “menos es más”, por eso este estilo prescinde de elementos decorativos superfluos. Encontraremos techos lisos y colores básicos que contrastan entre sí. Las ventanas y puertas serán muy sencillas, reducidas a su mínima expresión.

4. Estilo Provenzal

Entre lo rústico y lo delicado, este estilo hace referencia a la estética de las casas de La Provence en Francia y su estilo de vida. Se caracteriza principalmente por revivir épocas pasadas, con detalles relacionados con la naturaleza y el Mediterráneo. Crea espacios luminosos, cálidos y con un toque vintage.

5. Estilo Nórdico

Este tipo de viviendas se construyen en zonas frías y por ello dan lugar a ambientes acogedores muy particulares. Se enfocan sobre todo en la sobriedad, el blanco y la madera como protagonistas, con mezclas interesantes entre piezas vintage y de diseño. En este estilo destaca la utilización de fibras naturales.

6. Casas de Madera

Uno de los materiales más agradecidos a la hora de la construcción de una casa de campo es la madera. Es fácil de trabajar, guarda el calor y aguanta bien las temperaturas frías. Una casa de madera integrada en plena naturaleza, sobre todo en zonas donde abunda la nieve, es un tesoro.

7. Casas de Piedra

Estos tipos de casas de campo son muy duraderas. Retienen el calor en invierno y son resistentes a las bajas temperaturas y a los duros cambio climatológicos como la nieve, la lluvia o incluso una ola de calor.

8. Casas de estilo Mediterráneo

Las costas españolas, italianas y griegas están plagadas de preciosas casas entre el mar y la montaña: edificaciones blancas y sencillas, enmarcadas en un precioso cielo cian. 

Si ninguno de estos estilos acaba de adaptarse a tu estilo y lo que buscas es que tu casa en el campo sea especial y única, siempre puedes apostar por viviendas singulares, que transforman antiguos edificios en viviendas de lujo con un toque especial.

Nacho García-Milla, asesor inmobiliario de viviendas de lujo y su equipo te asesorarán para que encuentres el inmueble ideal que se adapte a ti y a tu estilo de vida.