Skip to content

Arte en casas de lujo: cómo aprovecharlo para revalorizar tu vivienda

Recurso 2

En el sector inmobiliario de lujo, a la hora de comprar una casa se presta mucha atención a la decoración y el diseño. Estos son los detalles que marcan la diferencia entre una vivienda de alta gama y una premium, y el arte forma parte del conjunto.

Una pintura, escultura o cualquier otra obra artística aporta originalidad, belleza y hace que la casa sea un espacio único y exclusivo. Esta es la razón por la que cada vez son más los compradores en España que se interesan y buscan, además de un hogar, obras de arte que se encuentren dentro de este. Desde nuestra experiencia queremos darte unos consejos, por si tienes o quieres invertir en arte para tu casa de lujo y quieres saber cómo aprovecharlo para revalorizar tu vivienda.

Dónde colocar el arte en tu casa

Tanto si tienes una colección de arte como tal o son piezas independientes, es necesario que estén colocadas en zonas adecuadas de la vivienda, para así darles la importancia visual adecuada en relación al resto de la decoración. Además, una correcta ubicación y localización de las piezas no solo ayuda a que el interior de la vivienda sea más vistoso y atractivo, sino que además te asegurará un correcto cuidado de la obra en cuestión. Por ejemplo, una pintura puede verse deteriorada si su exposición a la luz solar es constante y excesiva.

Lo primero que debes hacer es un análisis de todas las estancias de tu hogar y de todas las obras artísticas que tienes, ya que cualquier habitación puede ser utilizada para colocar arte. El salón, las habitaciones o la oficina pueden ser buenos lugares, pero también el baño o la cocina pueden albergar obras de arte, como pueden ser cuadros o fotografías. Solamente debes tener en cuenta algunos aspectos como la forma, el tamaño o los colores para crear una estética adecuada, acorde con tus gustos y con la vivienda.

Consejos para lucir el arte en tu casa de lujo

Las piezas de arte, por sí solas, suelen ser atractivas y llaman la atención, pero si quieres aumentar su potencial estético y que luzcan en perfecta armonía con la estancia donde se encuentren y con el resto de tu casa, debes seguir estos consejos:

  • Ten en cuenta el formato. Debes intentar que las obras de arte, ya sean esculturas, cuadros o cualquier otro tipo de disciplina artística, tengan espacio a su alrededor para que puedan ser disfrutadas. Es decir, si se encuentra en un lugar con otros elementos y poco espacio puede parecer que la obra es demasiado grande y si ocurre lo contrario puede parecer pequeña. En ambos casos se puede diluir la atención e incluso desagradar al espectador. 
  • Utiliza el volumen. En arquitectura el volumen aporta grandeza y, por tanto, si colocas las obras de arte en muebles, marcos o bancos para que estén a la altura de los ojos ayudará a que no pasen desapercibidas y atraiga la mirada sobre las demás obras.
  • Utiliza el suelo. El suelo es la estructura perfecta donde colocar arte, especialmente si se trata de esculturas u obras pesadas. Así evitarás que se caigan y que sufran daños. Para ello, ten en cuenta que los estilos de los muebles y de la obra sean lo más parecidos posibles o creen contrastes adecuados.
  • Presta atención a las tonalidades. El color es uno de los elementos que más suele destacar, tanto en la decoración de una casa como en las obras artísticas. Por ello es recomendable que las combinaciones o contrastes sean adecuados, para que se respete la estética. Se puede optar por combinar los colores de la obra de arte con los de la estancia y viceversa o dejar las diferentes tonalidades. En el caso de que elijas la primera opción, es mejor que utilices una sola obra para que no haya diferentes paletas de colores porque puede distraer la atención.
  • Evita los reflejos intensos. Debes evitar fuentes de luz con ángulos muy cerrados y estas no deben ser potentes para que no produzcan reflejos y no molesten cuando se contemple la obra. Sobre todo, si se trata de una pintura o una fotografía, ya que normalmente se encuentran dentro de un marco y los reflejos pueden afectar a la visión de los colores y las texturas.
  • No te olvides de las zonas de tránsito. El descansillo, la entrada o los pasillos pueden utilizarse como expositores para obras de arte. Si tienes pinturas o fotografías puedes colgarlas de las paredes de estas estancias y quedará un diseño más unificado, además de darle importancia a estas zonas que suelen ser olvidadas.
  • Segrega los espacios. Es fundamental crear una armonía conjunta con todos los espacios de la casa, tanto los que tienen obras de arte como los que no. Para ello, reparte las diferentes obras de arte por todos los espacios de la casa y así se mantendrá la sensación de amplitud. También, como utilizaba Le Corbusier, combina el espacio interior con el exterior. Por ejemplo, si tienes un gran ventanal, coloca una escultura o un cuadro para que quede enmarcado en ese ventanal y desde fuera se vea la unión entre la arquitectura de la casa y la propia obra de arte, aumentando la armonía.

Todas estas recomendaciones te ayudarán a aumentar el valor de tu casa, ya no solo porque disponga de obras de arte en su interior, sino porque están bien colocadas, son atractivas y crean un diseño especial, convirtiendo en única a la vivienda.

Un pequeño museo en tu casa de lujo: la mejor opción para colocar tu arte

Si eres un auténtico coleccionista de arte o tienes muchas obras de un autor en concreto, puedes pensar en dedicar una sección completa de la casa al arte y crear un pequeño museo en tu casa de lujo. Así podrás diseñar y decorar la estancia a tu gusto, sin necesidad de necesitarla para otras tareas, ya que es exclusiva para admirar el arte que hay en su interior.

También puedes añadir a esa habitación elementos o recuerdos de tu familia, de experiencias como viajes que te hayan marcado para darle un aspecto más familiar y acogedor al espacio. Y si te gusta disfrutar del arte con tus amigos y familia, puedes crear un lugar para observar y contemplar ese pequeño museo colocando algunos muebles como sillones o una pequeña mesa, que no destaquen demasiado y no le quiten protagonismo a las obras de arte.

Si acabas de mudarte a tu nueva casa y no sabes en dónde colocar las piezas de arte que has llevado contigo, el acompañamiento al comprador de viviendas de lujo que ejercemos desde Nacho García-Milla siempre será un punto a tu favor: te recomendaremos a los mejores profesionales para que te asesoren en cuestiones de diseño y decoración de interiores en viviendas de lujo.