Skip to content

Decoración de interiores en viviendas de lujo: tendencias e imprescindibles

Recurso 2

La decoración de una casa marcará su carácter y es un claro reflejo de los gustos y la personalidad de las personas que viven en ella. Si quieres conseguir que la decoración de tu hogar sea equilibrada, original y que te represente, debes tener en cuenta una serie de cuestiones antes de decidir qué elementos incorporarás y qué tendencias van más contigo.

¿Cómo adaptar la decoración de la casa a mi estilo de vida?

Del mismo modo que existen tantos tipos de casas como personas, también hay múltiples estilos de decoración de interiores. Que tu hogar encaje con tu estilo de vida depende en parte de cómo estructuras y decoras tanto las zonas interiores como las exteriores, en el caso de tener terraza o jardín.

La decoración de una casa es muy importante ya que, dependiendo de los elementos y colores que seleccionen se generarán sensaciones muy diferentes. El uso de colores neutros, líneas o figuras geométricas, convertirá el lugar en un espacio tranquilo y moderno, mientras que colores vivos, la madera o el mimbre harán que la casa sea más acogedora y enérgica.

Es obvio que factores como la localización de la residencia influyen en la elección del estilo decorativo. Si la casa se encuentra, por ejemplo, cerca de la playa donde el clima es soleado, es más habitual recurrir al estilo Mediterráneo, caracterizado por el uso de plantas, el color blanco y materiales ligeros y frescos, además de amplios ventanales bien situados que aprovechen al máximo la luz natural. Sin embargo, si la casa está en una zona donde es habitual la lluvia y los días nublados, en la montaña o el campo, puede ser más apropiado un estilo clásico o rústico: tonos más apagados, maderas nobles o piedra, chimeneas, etc.

La distribución de la casa o disponer de espacios exteriores son también cuestiones a tener en mente, puesto que lo ideal es que todo esté, de cierta forma, en armonía y conectado estéticamente hablando, sin que por ello se pierda ni un ápice de funcionalidad.

8 tendencias de decoración de interiores para casas de lujo

Hay muchas fórmulas y estilos para decorar una casa, pero existen varias tendencias que, personalizadas a tu gusto, harán de tu hogar un espacio único y exclusivo. Estos 8 estilos son tendencia actualmente:

Estilo Mediterráneo

Muy característico por sus materiales y colores distintivos; es perfecto para personas que buscan un lugar tranquilo en el que descansar y relajarse. El uso de la piedra, para decorar las paredes y los suelos, y la madera para las vigas, columnas y puertas es un básico en los diseños mediterráneos. También, se usa el encalado en las paredes, tanto por dentro como por fuera, para dar sensación de paz y tranquilidad a la vez que protege de las altas temperaturas de la humedad. La luz natural y los espacios abiertos son muy importantes en este tipo de casas, en combinación con el verde de las plantas y el toque rústico del mimbre y la madera en los exteriores. La paleta de colores es sencilla, predominando los blancos y azules.

Estilo Industrial

Repleto de estilo y personalidad, es la mezcla perfecta entre lo nuevo y lo clásico: sus espacios abiertos, el uso de la madera y el metal, y las paredes de ladrillo son lo más característico de este estilo. La paleta de colores que suele utilizarse está repleta de tonos neutros y fríos, como el gris, el marrón, el negro y los tonos metalizados. Lo ideal es combinarlo con accesorios de reminiscencias industriales y formas geométricas.

Estilo Minimalista

Invita a la relajación y la austeridad, ya que solo utiliza los elementos necesarios para una decoración escueta pero estética. Predominan los colores suaves y claros, los tejidos y las líneas lisas. Además, los materiales más comunes son el vidrio, la madera o el cemento y los muebles guardan una perfecta rectitud y geometría, convirtiendo la casa en el lugar ideal para el descanso.

Estilo Nórdico

Se trata de un diseño donde destacan los colores luminosos como rosas, azules, amarillos en tonos crudos y naturales. Los estampados son geométricos y combinan perfectamente con materiales como la madera, el cuero y los muebles atemporales y sin muchos adornos. Los accesorios más comunes son obras de arte, fotografías y esculturas que hacen que cada adaptación sea única y diferente.

Decoración Wabi Sabi

Se trata de trasladar la filosofía japonesa a la decoración de interiores. Brilla por su autenticidad y busca la imperfección, simpleza y sencillez al usar materiales naturales como la piedra, la madera o el barro en suelos, paredes y mobiliario. Además, la mayoría de los accesorios son vintage lo que, junto con tonos cálidos como el verde, el naranja o el blanco, dan una sensación de tranquilidad, paz y equilibrio a la vivienda.

Motivos Africanos

Esta decoración tiene a los muebles y textiles como protagonistas. Se utilizan estampados para los cojines, cortinas y demás elementos de decoración. Asimismo, la madera, el ratán o la cerámica africana son los materiales más usados. Para la decoración se opta por ramas, troncos, artesanía y colores cálidos como el naranja mezclados con tonos de blancos, rojizos y verdes.

Estilo Japandi

Proviene de Japón y es una de las tendencias más utilizadas en decoración de interiores. El estilo Japandi busca la funcionalidad y armonía con elementos naturales como la cerámica, el bambú, el lino o accesorios tradicionales japoneses. A esto ayudan los colores tenues, los tonos verdes y el uso de plantas y la naturaleza propia de Japón.

Estilo Moderno

Este es un diseño simple que busca el orden y la amplitud en todas las estancias, realzando la belleza de la propia casa y su decoración. Lo más común son colores neutros con tonalidades de blancos, grises y negros, con alguna pincelada de color que destaque, además de las líneas que se encuentran presentes tanto en los muebles como en suelos, paredes y la iluminación. Las obras de arte son esenciales en una decoración moderna.

¿Qué elementos no pueden faltar en tu nueva casa?

El estilo y los elementos que decidas poner en tu vivienda deben adecuarse a los espacios y respetar la habitabilidad y la comodidad de sus huéspedes, no solo cumplir motivos estéticos. Dependiendo de si sois una familia con niños o una pareja que vive sola, predominarán ciertas cuestiones pero, aún así, hay una serie de aspectos que no puedes olvidar y a los que debes prestar atención a la hora de decorar tu vivienda:

  • Uno de los elementos más importantes es el color. Es recomendable encontrar una paleta que mezcle dos o tres colores que se puedan emplear en diferentes tonalidades. Así evitarás que la vivienda quede estridente por un exceso cromático o que transmita sensación de vacío por emplear poco color.
  • Por otro lado, la luz natural. Si en tu casa tienes una gran fuente de luz natural, aprovéchala. Adapta la decoración a esta con el objetivo de no tapar sus entradas y salidas, ya que la luz natural da mayor sensación de amplitud, paz y tranquilidad. Con respecto a la luz artificial, hay muchas formas y tamaños de lámparas que puedes combinar.
  • Otro aspecto a tener en cuenta son las paredes: cuadros, fotografías… Juega combinando los colores y las texturas de las paredes. Asimismo, utilizar papeles de pared o espejos te permitirá conseguir diseños personalizados y originales, además de jugar con la profundidad.
  • Los jarrones y las esculturas son otra alternativa para completar la decoración que dará un toque especial a las estancias. Por último, el uso de plantas y vegetación dará un aire natural y fresco a tu hogar.
  • ¡No abuses! En decoración hay una regla básica: menos es más. Es mejor mantener los elementos decorativos al mínimo para impregnar de elegancia las habitaciones.

¡No te olvides de ningún espacio! Suele ocurrir que se presta más atención a la decoración de las zonas como el dormitorio, el salón y los lugares de ocio en la vivienda, pero todas las zonas son importantes y deben ir en sintonía.

Eligiendo el mobiliario

Para elegir el mobiliario de tu vivienda debes tener en cuenta que en cada estancia tiene una finalidad y requiere de muebles específicos. Por eso, comienza por decidir el tipo de mobiliario que precisa cada habitación. Después, céntrate en los materiales que deseas utilizar para cada área y que a su vez haya consonancia entre todas ellas. La madera es perfecta para los dormitorios y el salón; el mimbre para los muebles del exterior siempre es una buena opción; y el mármol o la piedra, para la cocina y el baño son ideales.

Estética VS funcionalidad

Actualmente, el sector del diseño de interiores está apostando por una perfecta combinación en la que los materiales, muebles y elementos decorativos además de ser estéticos y lujosos,  también son funcionales. Además, la tecnología se ha adentrado en el mundo de la vivienda y cada vez son más las personas que buscan que su casa, un diseño original y exclusivo con sistemas de domótica integrados.

La clave está en encontrar el equilibrio en el que tu casa no sea un expositor de muebles ni que se deje al descubierto todos sus entresijos. La colocación de obras de arte como pinturas, esculturas, paredes forradas de tela o muebles con formas únicas, ayudan a conseguir esa combinación entre estética y funcionalidad. Todas estas ideas son formas ayudar a que tu vivienda sea funcional sin perder la estética tan deseada.

No olvides que lo más importante es que la decoración sea acorde a tus gustos, prioridades y tu estilo de vida. Nacho García-Milla te ayudará a tener esto en cuenta a la hora de elegir la vivienda de tus sueños.