Skip to content

Cómo diseñar una oficina en casa y cómo decorarla

Recurso 2

Trabajar desde casa es una gran comodidad pero, hacerlo en cualquier estancia, no tanto. Es muy importante tener un buen lugar para trabajar con tranquilidad y no estar incómodo durante la jornada laboral. Además, no solo debes buscar un lugar específico para tu espacio de trabajo, sino que tienes que saber cómo diseñar tu oficina en casa y cómo decorarla. Para ello Nacho García-Milla te da una serie de recomendaciones y consejos para tener tu oficina de ensueño en tu casa de lujo.

8 consejos que no debes olvidar para tener una oficina de lujo en casa

Tener un buen lugar para trabajar es fundamental, ya que su diseño, orden, disposición y decoración puede llegar a condicionar la capacidad de trabajo y productividad. Es necesario asegurarse de que el espacio de trabajo es útil y ayuda a trabajar sin distracciones, pero con total comodidad. Por eso te damos 8 consejos que no debes olvidar para tener una oficina de lujo en casa.

Mantén tu oficina en casa organizada

El orden mientras trabajas es fundamental y si trabajas en casa más todavía. Debes crear un espacio que esté ordenado y que te transmita tranquilidad para que la concentración y la creatividad fluyan. Al igual que haces con las tareas que realizas en tu trabajo, debes tomarte un tiempo antes de empezar la jornada para ordenar el escritorio, las estanterías, tus materiales y todo el espacio.

Buena iluminación

Es recomendable que tu oficina tenga ventanas por las que entre luz natural, ya que es la más recomendable para trabajar. Y si no, debes tener una buena iluminación artificial, que sea difusa y que esté colocada estratégicamente para evitar reflejos en la pantalla del ordenador, y así no forzar la vista. También se aconseja tener varios puntos de luz, para que toda la habitación esté iluminada por igual.

No satures el espacio de trabajo

Es cierto que para trabajar se necesitan materiales, accesorios y dispositivos, pero intenta que sean los imprescindibles. Elige aquello que necesitas, algunos objetos de decoración y el resto sácalo de tu oficina, puesto que la saturación de ésta hará que esté más desordenada y pierdas la concentración.

Elige un lugar que esté aislado del resto de zonas en la casa

Para trabajar necesitas concentración y tranquilidad, por lo que debes evitar que tu oficina se encuentre cerca de la cocina o de la entrada de tu casa, ya que siempre hay movimiento y ruido, y eso puede ser una molestia. Además, al estar alejada del resto de zonas comunes, te ayudará a organizar los tiempos y a diferenciar tu jornada laboral del tiempo de ocio en tu vivienda.

Coloca puertas o paredes para evitar distracciones

Colocar puertas o paredes ayuda a separar físicamente la oficina del resto de la casa, y es una gran opción, no solo para aislarla del ruido, sino para darle mayor intimidad. Asimismo, si tienes reuniones presenciales o visitas podrás recibirlas con total privacidad.

Ergonomía y diseño del mobiliario

El diseño del mobiliario y de materiales de oficina ya no solo se preocupa por la estética, sino que dan mucha importancia a la comodidad y la funcionalidad de los objetos. Es fundamental que todos tus muebles sean ergonómicos, para que trabajar en tu oficina sea confortable. Las partes más imprescindibles de una oficina son la silla y la mesa, ya que es donde vas a trabajar y pasar más horas. Así que ten en cuenta que estos deben ser regulables en altura, fáciles de mover y, sobre todo, que sean cómodos.

Busca espacios o estructuras para almacenar tus materiales de trabajo

Ten a mano todas las herramientas y dispositivos que utilizas a diario en tu trabajo, pero el resto de cosas y materiales es mejor tenerlos bien almacenados. Así ocupan menos espacio, no se satura la oficina y da mayor sensación de amplitud. Por ejemplo, para los materiales de escritorio y papeles puedes utilizar archivadores o cajas que pueden ser diseño y, además de ser útiles, forman parte de la decoración de la oficina. Para otro tipo de objetos más grandes o pesados, como pueden ser libros, puedes utilizar estanterías o baldas colocadas en la pared.

Accesorios imprescindibles en tu oficina

La oficina debe ser un espacio eficiente y para ello la tecnología es una gran aliada. Así como hay casas domóticas, también puedes utilizar la tecnología para que tu oficina sea de lujo. Atriles para portátiles, dobles pantallas, moduladores de luz o calentadores de café son algunos de los accesorios inteligentes que puedes utilizar en tu oficina. ¡Son muy útiles y tu oficina tendrá un aspecto muy tecnológico!

Tu oficina en casa: cómo decorar tu templo de productividad y trabajo

La decoración de una vivienda es muy importante, sobre todo en las zonas más utilizadas, como el salón, la cocina y la oficina. En esta última pasamos mucho tiempo, por lo que debe estar bien diseñada y decorada para que sea un espacio de tranquilidad en el que podamos trabajar sin ningún problema. Si estás indeciso y no sabes cómo decorar tu templo de productividad y trabajo, presta atención a estas recomendaciones de decoración.

Además de útil, la oficina debe ser un lugar de inspiración y creatividad. Utiliza una parte de la estancia para colocar aquellos elementos que te gusten y te inspiren. Por ejemplo, cuadros de tus pintores favoritos, fotografías o esculturas que te hagan sentir bien mientras trabajas.

Por otro lado, puedes crear un ambiente más relajado colocando sillones o unas estanterías a modo de librería e, incluso, una mesa para tus visitas o reuniones presenciales. Así crearás un espacio más familiar y cálido.

Otro aspecto importante es la pared de tus videollamadas. Si tienes muchas reuniones y encuentros virtuales, elige una pared para hacerte de fondo y decórala de manera estratégica. Debes tener en cuenta que no puede distraer demasiado a las personas que te están viendo, pero sí puedes decorarla con un estilo minimalista o simple que transmita tranquilidad y buenas sensaciones.

Para mantener la calma y fomentar la concentración, elige colores que te gusten, que te motiven e inspiren. Es recomendable utilizar tonalidades claras, como el color blanco o los tonos pastel, para que tenga mayor luminosidad. Los colores deben ir en armonía con el mobiliario, el suelo y el resto de la decoración que tengas en tu oficina. Muebles de materiales como la madera o la piedra y elementos naturales como las plantas crearán un ambiente más distendido.

Si quieres conocer más sobre cómo conseguir la casa perfecta para trabajar, Nacho García Milla te enseña todos los detalles y te guiará para que consigas encontrar tu mejor tesoro: la vivienda de tus sueños.