Skip to content

Casas flotantes: cómo vivir de lujo sobre el agua

Recurso 2

Las casas flotantes son una de las viviendas más originales que existen. Ya sea en el mar, en un lago o en un canal en plena ciudad, vivir sobre el agua es una experiencia singular y única que muchas personas persiguen como estilo de vida.

Estas casas, además de ser consideradas viviendas singulares, tienen desde exteriores clásicos a diseños vanguardistas, pueden ser ecológicas y cuentan con todas las tecnologías incorporadas para disfrutar de las mismas comodidades y lujos que en una vivienda en tierra firme.

Características de una casa flotante 

Las casas flotantes de lujo son una idea muy atractiva y un sueño para muchas personas. Por ello, creemos que es apropiado explicar cómo funcionan y los tipos que existen, para que puedas hacerte una idea de qué modelo se adecúa más a lo que buscas.

Podemos pensar que todas las casas flotantes funcionan igual, pero hay matices que diferencian tres tipos de viviendas. Estas son:

  • Estilo palafito. Son casas que se construyen sobre plataformas fijas en la orilla de ríos o lagos, quedan elevadas a varios metros por encima del agua y suelen encontrarse en el continente asiático.
  • Casas sobre el agua. Son muy parecidas a un gran barco o yate, pero con adaptaciones para convertirse en una auténtica vivienda. Estas son móviles y se pueden trasladar a través de un motor por diferentes lugares.
  • Casas flotantes. Este tipo de casas están construidas sobre una plataforma parecida a la anterior, pero se encuentran ancladas para limitar su movilidad y facilitar la comodidad de sus habitantes. Aún así, se pueden desplazar con ayuda de un remolque.

Asimismo, todas estas casas se están convirtiendo en una opción ecológica y menos invasiva para el medioambiente: no ocupan la limitación de espacio que supone una construcción en tierra, pueden ser autosuficientes si se colocan sistemas como placas solares o depuradoras de agua, etc.

Otra característica fundamental son los espectaculares diseños que podemos encontrar alrededor del mundo para estas casas: desde forma de cápsulas, de barco o de cristal, hasta, si se quiere algo más clásico, con materiales como la madera, diseños más rústicos o en forma de isla.

Beneficios de tener una casa flotante de lujo

Además de cumplir el sueño de vivir sobre el agua, tener más libertad y tranquilidad, son muchas las ventajas que tiene vivir en una casa flotante:

  • Originalidad. Aunque una casa en tierra se encuentre en un lugar especial o tenga un diseño singular, la casa flotante es original por sí sola. Y si se le añade un diseño sofisticado en una localización espectacular, vivir en una casa flotante se convierte en una forma de vida única.
  • Lujo, movilidad y tecnología. Las casas flotantes se están construyendo en base a estos parámetros para ofrecer a sus habitantes una vida con todas las comodidades y el confort deseado: no solo cuentan con los últimos avances tecnológicos, sino que también te permiten (salvo en el caso de las viviendas estilo palafito) trasladarte hasta otra ciudad o país en cualquier momento si así lo deseas. 
  • Localizaciones únicas y espectaculares. Este es un factor añadido, puesto que ya sea en una ciudad, en el campo o en la costa, los lugares donde se instalan estas viviendas tienen paisajes especiales y entornos privilegiados.
  • Sostenibilidad. Estas casas flotantes se están convirtiendo en una de las viviendas con mayor sostenibilidad y eficiencia energética que hay en el mercado, puesto que se utilizan materiales naturales en su construcción y son prácticamente autosuficiente gracias a las energías renovables.

Otras cuestiones a tener en cuenta al vivir en una casa flotante

Tener una casa flotante es una forma diferente de vivir y, como puede pasar al vivir entre viñedos, además de la ubicación o el tipo de construcción, hay otras peculiaridades a tener en cuenta:

  • Mantenimiento. Las casas flotantes, del mismo modo que una casa normal, conllevan determinadas necesidades de mantenimiento. Al ser una especie de híbrido entre barco y casa, hay que estar pendiente de muchos más detalles, como el cuidado de la estructura y de los materiales que anclan la vivienda sobre el agua.
  • Metereología. Este factor incide más o menos dependiendo de la ubicación de la vivienda. Si se encuentra en un canal, en medio de una ciudad como Ámsterdam, es menos probable que sufra estragos ante una tormenta que si, por ejemplo, se encuentra en el puerto de Ibiza. Aún así, es conveniente estudiar los fenómenos atmosféricos de la zona del planeta en la que se quiera ubicar de forma habitual la vivienda y si los materiales de su construcción se adaptan a dichas circunstancias, para saber cómo protegerla ante un imprevisto.
  • Desplazamiento y estacionamiento. Aunque cada vez son más los lugares dedicados exclusivamente para casas flotantes, el desplazamiento de un lugar a otro es más complejo que el de un barco normal. También es conveniente estudiar la legislación de la zona en la que se quiera establecer la vivienda, ya que pueden existir limitaciones.

Elige tu casa flotante de lujo en función de tu estilo de vida

En el sector de las casas flotantes se está experimentando con el diseño y la arquitectura y apuestan por la vanguardia y el cuidado del medioambiente. Este auge permite que puedas elegir tu casa flotante ideal para que encaje a la perfección con tu forma de vida, tus gustos y requisitos.

Si tienes un espíritu aventurero, te gusta explorar y encontrar nuevos lugares y paisajes, pero también la comodidad de la ciudad, una casa flotante que se mueva por sí sola es lo que buscas. Este tipo de viviendas funcionan como un barco, se desplazan de manera autónoma y se suelen encontrar en ciudades con canales de agua en el norte de Europa, como puede ser Ámsterdam.

Si por el contrario, buscas tranquilidad y estar en contacto con la naturaleza, las casas fijas sobre lagos, como puede ser en Canadá son muy buena opción. Por último, si quieres vivir entre la naturaleza y a la vez disfrutar de la ciudad, puedes encontrar barrios o áreas con casas flotantes de lujo y sofisticadas que permiten tener un ambiente tranquilo, pero a la vez disponer de todas las comodidades de la ciudad.