Skip to content

Casas sostenibles de lujo: un compromiso con el medioambiente

Recurso 2

La conciencia ambiental ha crecido enormemente en los últimos años y eso se ve reflejado en las tendencias de compra de cualquier tipo de producto; ya son muchos los que quieren reducir el impacto de su vida en el medioambiente, no solo en lo que consumen en su día a día, sino también a largo plazo: vivir de acuerdo con determinados valores empieza, cómo no, por el lugar en el que se habita. 

La búsqueda de casas sostenibles de lujo es, precisamente por eso, una tendencia al alza. La exclusividad, ya que son consideradas viviendas singulares, y el respeto por el medioambiente, son los valores que se buscan en este tipo de edificios. La originalidad y lo innovador de los diseños, tan característicos, son un plus para aquellos a los que les guste la arquitectura moderna.

¿Qué particularidades tienen las casas sostenibles?

Los objetivos de una casa sostenible son generar sus propios recursos y minimizar su impacto en el entorno. Por eso hay que poner especial cuidado en la orientación de la vivienda, el terreno y el entorno en el que se ubica, y en cómo se construye la misma.

Aunque hoy en día no es raro ver una vivienda unifamiliar con paneles solares, la particularidad de las viviendas sostenibles es que cuentan con todas las tecnologías a su alcance para producir y almacenar energía proveniente de fuentes renovables; algunos ejemplos son hervidores de agua que aprovechan el vapor para generar energía a través de las vibraciones o el uso de pavimentos que producen energía cuando se pisan.

Las principales particularidades de las casas sostenibles son:

  • Localización. Este tipo de viviendas deben estar lejos de las grandes ciudades, en áreas con abundancia de vegetación yantes de construirlas ha de hacerse un estudio geobiológico del terreno.
    Otra opción, en vez de construir desde cero, es rehabilitar y adaptar un edificio ya establecido, aunque el requisito de que esté rodeado de grandes áreas de vegetación sigue manteniéndose.
  • Orientación. Se trata de buscar la mejor posición para aprovechar al máximo la luz, tanto en invierno como en verano. Hay que tener en cuenta la disposición de todas las habitaciones de la casa, así como de los exteriores, en caso de contar con un jardín. Los árboles y la vegetación son un factor determinante, ya que influyen en la cantidad de luz y calor que se recibe en el interior de la vivienda.
  • Aislamiento térmico. La mayor parte de la energía de un hogar se destina a la calefacción y al aire acondicionado, por ello mantener un correcto aislamiento de la casa ayudará a ahorrar energía y optimizar recursos.
  • Aplicación de energías renovables. Su uso es obligatorio, ya sea energía solar, fotovoltaica o térmica, para el abastecimiento energético de una casa sostenible de lujo.
  • Uso de materiales naturales, reciclados o reciclables. La idea es evitar los residuos que se generan en la construcción y/o adaptación de una vivienda. Si se usan materiales potencialmente reciclables y de larga duración, nos aseguramos de que esos residuos desaparecen. Algunos de los materiales usados son la piedra, la madera, las fibras vegetales, los ladrillos cerámicos, etc. Los productos plásticos que se utilicen, como la pintura o los aislantes, han de ser ecológicos.
  • Sistemas de seguimiento y control. Esta fórmula nos permite detectar si algo no funciona correctamente o si hay modificaciones que se puedan implementar para una mayor optimización de recursos.

Sostenibilidad y tecnología: domótica para optimizar recursos

¿Y si además de ser sostenible también fuera una casa domótica?

La tecnología no solo nos simplifica la vida: también nos ayuda a cuidar el medioambiente controlando y optimizando la energía que consumimos en el hogar. Que las persianas se suban o bajen automáticamente en función del sol, que el sistema de ventilación detecte por sí mismo cuando debe renovar el aire de la casa o que no exista cableado y los interruptores funcionen por radiofrecuencia son algunas de las aplicaciones de la domótica en el hogar; la programación de las luces en función de sensores, la automatización del riego o la integración de suelos radiantes/refrescantes que se enciendan o apaguen según los sensores de temperatura instalados también son grandes avances.

La clave está en que, a través de la digitalización de la casa y la instalación de diversos tipos de sensores, todo queda programado para cubrir las necesidades del hogar en base a la meteorología.

Beneficios de tener una casa sostenible de lujo

Vivir en una casa sostenible de lujo aporta beneficios tanto a nivel económico como en cuestiones de bienestar personal.

  • Beneficios económicos: el autoabastecimiento y la optimización de recursos suponen un ahorro considerable. Además, si se llegaran a generar excedentes, podemos verterlos a la red y obtener así ingresos pasivos. Los gastos de mantenimiento suelen verse reducidos, ya que los materiales son elegidos por su durabilidad y alta calidad. Además, el hecho de ser poseedor de una vivienda singular que además es respetuosa con el medioambiente aumenta el valor de la propiedad, por lo que de cara al futuro puede ser beneficioso en una hipotética venta.
  • Beneficios personales: el contacto con la naturaleza siempre es beneficioso para la salud, tanto física como anímicamente. La calidad de vida aumenta en los entornos rurales, ya que se deja atrás el estrés de las grandes ciudades; a eso sumamos el plus de confort de estas casas, preparadas para mantener temperaturas estables y agradables durante todo el año.

Si estás realmente comprometido con el cuidado y la preservación de la naturaleza, saber que en tu día a día optimizas los recursos que utilizas al máximo, reduciendo así tu huella medioambiental, no tiene precio. 

No lo dudes: Nacho García-Milla tendrá en cuenta tu estilo de vida saludable y comprometido a la hora de encontrar la vivienda ideal para ti y tu familia.